sábado, 15 de agosto de 2009

142



Nunca hice bungee jumping.

7 comentarios:

Majo dijo...

Yo tampocooo!! Pero ME ENCANTARÍA! Eso de tirarse de un puente haciendo trampa tiene un no-sé-qué que está bueno. Me gustaría saber de dónde cuelga esa cuerda... ya me dio vértigo de pensar. Y el movimiento de las manitos no tiene desperdicio!

Lady B dijo...

Mi vida!! Que ternurita el Martincho dibujado y su carita de terror pánico!!!

Yo tampoco nunca pegué el salto y creo que en esta vida tampoco lo haré. Thnks but no thanks.

Muases-

martín dijo...

me imagino lo ridículo que debe sentirse uno después de que el elástico se calme. Mientras te suben cual balde de aljibe.

Majo dijo...

Jejeje, razón te asiste! Esa es la parte que nunca te muestran por el Discovery!! Qué bochorno.. Es que no fue suficiente con el rebotín y el péndulo?

fin de otoño dijo...

Oia, un nunca hice que hice... Pero claro, no de esos bungee jumping turismo aventura que te tirás y abajo hay un río o, más pior, la nada misma. No, uno de esos donnde te espera una gran colchoneta inflable y te tirás desde 2 metros de altura, como pa dejar contenta a la gilada. Y uno dice fuaaaa, hice bungee jumping, soy un extremista. Eso sí, lo revoltijone vienen igual... Es má o meno la misma sensación que la montaña rusa (el mientras tanto y cuando te frenás). Bah, por lo menos así lo veo yo, diría Nimo.

martín dijo...

bueno, tampoco estuve en una montaña rusa. no sé nada de revoltijones.

lizzo dijo...

Y no hagas!!!!! se te van a marcar todas las venitas de la cara!!!